Esa carita de inocente solo podia augurar que esta jovencita era una gran puta
Ya nos encontramos curados de susto, entendemos que detrás de esas caras de angelito se agazapan las putas más degeneradas del mundo. Esa rubiaca es un modelo de lo que te estoy diciendo, parece ser una pura jovencita, pero en cuanto su semental se baja los calzones se disipa la cobardia y deja que salga a flote esa zorra lasciva que esconde con prudencia. Las jovencitas están llenas de sorpresas….

Continuar leyendo